Horóscopo semana 13abril2020: Conversando con mis demonios

Mercurio entra en Aries. Estuvo un tiempo considerable en Piscis, más recordando que ahí retrogradó. Ahí nos permitió hacer lo que mejor hace Piscis cuando vibra alto: dejar fluir algo, soltar una creencia, soltar una situación.

Así mismo nos permitió entender cosas de nosotros mismos, nos ayudó con la introspección, muy necesaria en estos días y en estas circunstancias tan atípicas y de transformación que estamos viviendo como personas y como humanidad.

Al entrar en Aries y estar ahí 3 semanas, su energía se siente muy distinto: nos saca de la nebulosa acuática de piscis, y se activa el guerrero (ya bien despierto con la presencia del Sol), se activa la creatividad y se activa el querer ACTUAR.

Como todo en el horóscopo, también puede activarse la vibración baja del signo, así que cuidemos:

  • Las discusiones y peleas (Mercurio en Aries hace y luego, piensa)
  • Impulsividades. Es bueno iniciar algo, pero cuidado con llevarse otra cosa por el medio, de mala forma
  • Tomar una situación o una forma de pensar actual, como si fuera “para siempre”. El signo peter pan a veces le cuesta ver el largo plazo
  • No ver el punto de vista del otro

Entendamos por signo lo que activará Mercurio en Aries, entendiendo que además de ser el bien enérgico, su paso activa a los nodos del karma, que están por cambiar de signo.

Esto nos da esa oportunidad de aprovechar sus lecciones en el eje Cáncer – Capricornio, antes de que pasen al eje Géminis – Sagitario (tranquilos, de esto hablaremos mas las próximas semanas).

ARIES

Entrando en tu signo, y ya con el Sol y Quirón ahí, las “conversaciones incómodas” son contigo mism@.

Es un momento de reflexión y de asumir control de tu próxima movida, y los temas que estás pensando mucho, se relacionan a tu vida profesional, a quién eres hoy, hacia adentro (hogar) y hacia afuera (trabajo).

En esto hay mucha transformación, porque es comprender que lo que en algún momento fue suficiente, en éstas áreas de tu vida, ya no lo es.

Y por eso debes pausar y entender quién eres hoy. Y qué quieres SER.

Recuerda que el control de tu vida lo tienes tu. Debes asumir el mismo desde la adultez, y decir lo que debes decir. El que se está tratando como niño, eres tu mismo. Y ese es el demonio que estás enfrentando: a mismo. Asumir tus propias decisiones y tus propios miedos.

Toma tu poder.

TAURO

La conversación incómoda que debes tener se relaciona a algo que debe terminar.

Enfrenta lo que ya sabes, dando la cara al “demonio” que tiene tiempo rondando en tu mente y entendiendo lo que debes hacer para que desaparezca. Porque ignorarlo no ha resultado.

Tu sabes que tienes cosas nuevas por hacer, y que esas cosas pueden transformar tu vida en un antes y un después. Incluso, tú ya sabes que no eres el mismo.

Pero la evasión, que además se hace cada vez mas pesada, se está volviendo insoportable.

Tienes cosas distintas por ofrecer, entiende lo que valen y atrévete a renacer.

Dibuja tu vida tú mism@.

GÉMINIS

Cuidado con caer en discusiones con cada persona que se te cruza! especialmente por las redes.

Tu regente en el fogoso e impulsivo Aries puede llevarte a decir lo que no es, a actuar de manera impulsiva.

Más bien utiliza este fuego para buscar esa forma de crear o retomar una conexión con una o varias personas que te ayuden en tu proceso creativo.

Porque la forma de vibrar más alto para ti con este Mercurio es la de ponerte muy creativo, la de empezar a actuar desde la conexión.

Permítete el ensayo y error en cuanto a ideas y en cuanto a relaciones. Di lo que piensas, construye con el otro y no temas poner punto final a algunas cosas que ya no te suman.

Porque al final lo que tus relaciones te muestran en estos días, y tus posibles explosiones con los demás, no vienen de lo que ellos hacen. Vienen del límite que tu no te atreves a poner.

Vienen de una forma que el otro tiene de tratarte, que tú aceptaste. Queda en tus manos cambiarla o dar fin a la situación, si el otro no está dispuesto a hacerlo.

CÁNCER

Mercurio en Aries abre tu mente y tu conexión en temas laborales, en algo que quieres crear o algo de lo que quieres ser parte. En construir.

Pueden venir ofertas y opciones profesionales, e incluso ideas propias que puedes activar. Hazlo, pero no pierdas el foco a largo plazo, no pierdas tu visión de lo que quieres por una oportunidad del momento.

Y es importante que comprendas que lo que te bloquea no está afuera. Está en tu creencia de no poder, o de tener que cumplir con lo que los demás esperan de ti.

Está en conocerte y está en saber quién eres, y al entender eso, entender con quién quieres estar y con quién no.

Lo que ocurra laboralmente estas semanas, es un reflejo de como manejas la relación contigo y la relación con los demás. Entiendes que el demonio que enfrentas ha sido la limitación que tú mismo te pones.

Cuéntame ¿qué esperas tú de ti?.

LEO

Está bien querer mas, eso no te hace inconforme, te hace ambicioso. Y este es el mes para reconocerlo: te estás conformando.

El demonio que esta cuarentena te está poniendo en frente, se relaciona a lo que no te has atrevido a soltar. Porque te hace sentir comod@ y segur@.

Pero también te detiene, te bloquea.

Lo nuevo, la expansión, tiene que ver con una forma de conectar y con una forma de CONFIAR (especialmente en ti mismo).

Elige quién, o quiénes son esas personas que te ayudarán a cruzar al otro lado. No son los que te hacen sentir cómodo, o con lo que “trabajas bien”, o que te “conocen y entienden”.

Son los que te retan, los que te ponen incómod@. Es con ellos que caminarás al siguiente nivel (tanto personal como laboral).

“Puede elegir coraje o puedes elegir comodidad, pero no puedes tener ambas” (Brené Brown).

Suelta la cómoda rutina.

VIRGO

¿A quién te entregas? y ¿cómo lo haces?. ¿Cuánto entregas?.

Tienes una conversación pendiente con alguien, para cerrar un tema. Y llego el momento de asumir esto. Llegó el momento de cambiar las reglas del juego, o de sencillamente dejar de jugar.

No lo prolongues mas, porque si algo te ha permitido ver la situación actual, es que esa forma en que llevas ese compromiso, ese “dar” al otro, no es justa para ti. No es justa contigo.

Ese es el demonio que enfrentas: lo que tú permitiste en una (o varias) relaciones, ahora es más difícil de transformar. Pero es también insostenible.

Y si tu no te esfuerzas en tener relaciones sanas, nadie hará ese trabajo por ti. Porque lo que aceptamos es reflejo directo de cómo nosotros nos valoramos.

Debes cuidar tu energía, y revisar tus prioridades. Dar energía a lo que merece tenerla, incluyendo a ti mismo.

Es momento de soltar el miedo a la soledad.

LIBRA

Quedarse callad@ se está volviendo cada vez más difícil.

La paz y la armonía son importantes, pero no son lo único. Y no es paz, y no es armonía cuando los demás están bien, y tú no.

Sea pedir ayuda, o sea poner límites, es momento de decirlo. Cuando no lo hacemos, nos volvemos parte del problema. Nos volvemos los cómplices del que “me hace”. Porque no es que me lo hacen, es que yo lo permito.

Por eso, de alguna forma el demonio que enfrentas es a ti mismo: por las veces que aceptaste lo que no debiste, o las veces que no pediste la ayuda que necesitabas. Ahora ves las consecuencias en tus relaciones.

Tanto las relaciones laborales, lo que se relaciona a lo que haces, como las familiares.

Ésta cuarentena te permite entender sobre lo que quieres entregar al mundo. Cómo quieres que sea tu imagen hacia afuera, cómo quieres ser visto y reconocid@.

Toma el control.

ESCORPIO

Eres tú el dueño de tu tiempo. De tus hábitos, de lo que haces con tu rutina. Ya sabes lo que debes hacer para alcanzar más, para expandirte.

Pero no está perfecto, y te aviso que nunca lo estará. Debes confiar en la constancia, y en la continuidad, debes enfocarte en seguir haciéndolo y que la disciplina de la ejecución traiga sus frutos.

El demonio que enfrentas se relaciona a la falta de constancia. Y a entender lo que dar, solo por dar, puede traer a tu vida.

Pero atención, porque esto pasa por saber gerenciar tu energía. Cómo distribuyes tu energía, tu tiempo, tu productividad en las tareas diarias, pasando incluso por las que se relacionan a cómo cuidas de tu cuerpo, de tu mente y de tus emociones.

Deja ya las causas perdidas, y enfócate en los que si están listos para nutrirse de lo que tienes por dar. Deja de perder tiempo en lo que no te acerca a tu meta.

Deja de dejar lo importante para mañana.

SAGITARIO

Deja de darle tantas vueltas y empieza a creer en tu propia creación. En tus propias ideas. En arriesgarte. En tu brillo y en lo que tienes por dar a los demás.

Que es mucho, pero que no sirve que lo sepas racionalmente. Tienes que sentirlo como una certeza en cada fibra de ti, y así lanzarte al ruedo con plena confianza de que lograrás lo que deseas. Tienes que dejar de buscar aprobación (aunque lo “gracioso” es que la estás recibiendo a cada momento).

El demonio que enfrentas es el de la auto-confianza. Es imposible vender tu idea o a ti mism@, si tú aún dudas de ella, o de ti.

La certeza debe estar dentro de ti. Y es con ella que te podrás meter de lleno en ese compromiso contigo, y con otro.

Cuando sabes lo que vales, desaparece el miedo a dar de verdad. A entregar, a confiar.

Cree en ti, para que puedas tener ese “nosotros” (sea romántico o sea laboral), sin dejar de brillar.

CAPRICORNIO

En este momento de tu vida, tu evolución pasa por dos grandes retos.

El primero, que tiene tiempo ya muy presente en tu vida, es el de entender la necesidad de ayuda. Y después de esta comprensión, de entender que NO puedes (y no tienes) que hacer las cosas sol@, llega el momento no sólo de aceptar ayuda, sino hasta de PEDIRLA.

El segundo reto, que es el que activa Mercurio en Aries, es el de hacer las pases con tu origen.

Con ese lugar del que vienes, y es en ese lugar (hogar, físico o emocional) donde ocurre la conversación incómoda de estos días.

Sea con padre, madre, herman@ o contigo mism@.

El demonio que enfrentas es el de aceptar de dónde vienes y entender que la forma de superar lo que no estuvo bien, y lo que quieres empezar a hacer distinto, pasa por ACEPTAR lo que fuiste. Y aceptar que el lugar de dónde vienes es un regalo.

Porque te permite ser todo lo que eres hoy.

Haz estas pases, para poder construir lo siguiente. Construir lo que serás, desde el punto más alto de lo que fuiste.

ACUARIO

Tú mas que ningún otro signo, tienes una conversación pendiente.

El demonio por enfrentar es aquello que no has podido dejar atrás.

Y esa conversación se relaciona a algo que debe quedar atrás. Con algo que dejó de sumar en tu día a día.

Tiene que ver con el cuidado que te das a ti mismo. Con la forma en que manejas esa actividades de tu día a día. Con tus hábitos.

Es la claridad en la comunicación la que te permitirá conectarte con los demás desde quién eres realmente. Formar equipo, y empezar a construir una nueva versión de ti mismo.

Que se parezca mas a quién quieres ser, sin prestar tanta atención a lo que los demás opinan.

¿Has revisado cuánto tiempo gastas en complacer, o incluso en pensar en las opiniones ajenas?

Llegó ese momento de decir lo que hace falta decir.

PISCIS

Llega ese momento en que debes tener esa conversación incómoda sobre los límites que NO has puesto.

Porque el demonio por enfrentar para tu se asocia al valor que te has dado, o mejor dicho, al que no te has dado.

Esto se relaciona al trabajo que te ha tocado hacer sobre entender tu valor propio. Sobre saber lo que es permitir demasiado a los demás, sacrificarte, cobrar menos de lo que debes. Y que cuando eso pasa, te estas restando tú, tu mism@ valor.

Y es esto lo que generará ciertas rupturas, en esas relaciones que no estén en este momento en sintonía con lo que estás comprendiendo sobre ti, y sobre lo que tienes que dar. Si no lo aprecian, no lo merecen. Y tú mereces mas.

Hacer este espacio, tener esas conversaciones sobre límites y sobre lo que estás dispuest@ a entregar y lo que no, es lo que permitirá que se eleve la vibración de lo que creas.

Crear desde tu brillo, no por complacer o por lo que el otro opine de lo que entregas, sino porque estás entregando lo mejor de ti, y eso es lo que generará ese cambio en la forma que percibes recursos (en cómo los percibes y en cuánto percibes).

Da el paso.

Irie.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s