Horóscopo 25mayo2020: El Patrón por Soltar en Relaciones

La construcción de relaciones sanas pasa por muchas cosas. Valor propio, reconocer y sanar heridas de infancia, comprensión de patrones, enfrentar miedos.

Hoy en el horóscopo nos enfocaremos en eso que NO me está permitiendo tener la relación que deseo.

Porque estemos en una relación o no, siempre hay patrones por sanar y siempre hay oportunidades de mejorar, sea la relación en la que estoy, o sea la que está por venir.

Y tal vez el foco lo doy con las relaciones románticas en mente, pero si tenemos la apertura podemos entender cómo vibramos con estos patrones en las demás relaciones de nuestra vida: familiares, laborales y amistosas.

Es un horóscopo en el que uní varias cosas. Inicio con la conclusión y luego la desgrano para cada área que puedo trabajar, que sume al trabajo por hacer en mis relaciones.

Recuerda leer signo solar y ascendente, espero lo disfruten y lo puedan aprovechar :).

NOTA: al redactarlo me coloqué en sus zapatos! verás las redacción como hablando contigo mismo 😉

ARIES

Comprendo que: debo trabajar mi comunicación: lo que digo y lo que escucho. Entender el poder de las palabras y el poder de los silencios.

Debo soltar el patrón: de idealizar las situaciones y las relaciones. De no ver las cosas como son, sentir que todo “se va a arreglar”. Las cosas las tengo que resolver yo.

Debo sanar en mi: mi merecimiento. Conocerme y saber lo que necesito y lo que merezco. Entender que mis relaciones son consecuencia directa de mis acciones.

El equilibrio lo consigo: acompañándome de personas en las que confíe, que den en la misma medida que yo lo hago. Que el esfuerzo sea conjunto, sea equilibrado.

Entiende lo que mereces y toma control de tus relaciones

TAURO

Comprendo que: valgo. Que debo entender mi valor propio y que de ahí puedo construir mi independencia en las relaciones. Que no “necesito” a mas nadie.

Debo soltar el patrón: del peso que doy a la opinión de los demás. Al “cómo se ve”. Las relaciones son de dos personas, solamente.

Debo sanar en mi: un miedo que escondí muy profundo. Un miedo a ser abandonado. A no ser visto, a no ser amado.

El equilibrio lo consigo: haciendo lo que me gusta con mi día a día. Cuidando de mi, alejándome de lo que no me motiva, o de quien no me motiva. Ahí dejaré de sentir que me quedo sin energía, cuando me enfoque en lo que me hace vibrar.

La relación “perfecta” es la que te hace sentir bien, todos los días, a TI

GÉMINIS

Comprendo que: yo soy el centro de mi vida. Y esa es la premisa para todas mis relaciones.

Debo soltar el patrón: de la fijación con “ser exitos@”. De la necesidad de ser reconocido, de ser validado por los demás. ¿Qué es éxito?

Debo sanar en mi: el peso que doy a la opinión de los demás en mi vida. La energía que gasto en esto. Y la creencia de que no estoy alcanzando las expectativas. ¿Las expectativas de quién?

El equilibrio lo consigo: alinéandome a mis propias ideas, y desde ahí atreviéndome a CREAR y a SER.

La salud de una relación no está en cómo se ve, está en poder ser 100% tú en esa relación

CÁNCER

Comprendo que: la respuesta está en lo que se SIENTE bien.

Debo soltar el patrón: de huir. De alejarme emocionalmente de aquello que debo enfrentar y solucionar. Y que esa “huida” la hago buscando explicaciones (y excusas) racionales a temas emocionales.

Debo sanar en mi: la necesidad de reconocimiento, de ser visto y validado continuamente. Pensar que no estoy alcanzando lo que “debo” ser.

El equilibrio lo consigo: cuidando mis emociones. Construyendo ese lugar (externo también, pero sobre todo interno) en el que me siento segur@.

Es el miedo a sentir, lo que no te permite construir una relación profunda

LEO

Comprendo que: no podré complacer a todos. Sólo a algunos, y eso es suficiente.

Debo soltar el patrón: de idealizar las relaciones. De creer que una relación terminará con mis problemas. Es esta idealización lo que no me permite encontrar a nadie suficientemente “genial”. Y detrás de ella lo que se esconde es un miedo a conectarme profundamente con otro, y verme vulnerable en esa conexión. A soltar mi máscara.

Debo sanar en mi: la creencia de no ser visto, de no ser escuchado. De que mis ideas no sean reconocidas o no sean buenas.

El equilibrio lo consigo: entendiendo que para ser escuchado, debo escuchar. Que para ser interesante, debo interesarme en los demás.

Una relación incluye nuestros momentos de brillo y nuestros momentos de oscuridad. Debes atreverte a ser visto, sin tu capa protectora de super-héroe

VIRGO

Comprendo que: no estaba viendo cómo realmente me ven los demás.

Debo soltar el patrón: de idealizar a la persona que tengo en frente. De no querer ver la realidad de cómo es (o son). Y por ende de permitirles todo, de no poner límites en la relación.

Debo sanar en mi: el miedo a la entrega, que viene del miedo al abandono. Las cosas siempre pueden salir mal, pero si no me entrego jamás saldrán bien. Hay juegos que no puedo jugar “a medias”.

El equilibrio lo consigo: entendiendo mi valor propio. Entendiendo que debo recibir en la misma medida que doy.

Entiende tu valor, y ve al otro como realmente es, para que puedas poner los límites necesarios en la relación

LIBRA

Comprendo que: me puedo atrever a más. No tengo por qué conformarme.

Debo soltar el patrón: de buscar que todo sea perfecto. Que todo encaje que todo calce. Rara vez es así. Corrijo: nunca es así ;). Y en ese afán de perfección dejas de poner límites y dejas de sentirte bien.

Debo sanar en mi: el miedo a confiar en el otro.

El equilibrio lo consigo: entendiendo que la base de TODAS mis relaciones está en cómo me trato a MI.

Las relaciones no son perfectas. Porque los seres humanos no somos perfectos. Y es eso lo que nos hace maravillosos y únicos

ESCORPIO

Comprendo que: tengo miedo a entregarme. Tengo miedo a sentirme abandonado, a que todo salga mal.

Debo soltar el patrón: de conectarme sólo desde la diversión y la rebeldía. De evadir relaciones adultas y comprometidas.

Debo sanar en mi: la idea de que en una relación debo entregar toda mi energía, todas las horas de mi día, todo lo que soy. De sentir que lo que doy nunca es suficiente.

El equilibrio lo consigo: entendiendo que lo que tengo por dar al otro no es material, y tampoco es tangible. Es intangible, es abstracto, es emocional y es suficiente.

La conexión con el otro nace de la emoción. Entiende que eso es lo que tienes por dar, y que eso es suficiente.

SAGITARIO

Comprendo que: una relación es de a dos. 50-50.

Debo soltar el patrón: de emular mis relaciones a aquellas que viví (o vivo) en mi familia. Sólo porque es conocido, no significa que es sano.

Debo sanar en mi: el miedo a ser auténtico en mis relaciones. A creer que si soy yo, no les gustará.

El equilibrio lo consigo: entendiendo que la relación maravillosa que está en mi cabeza, si es posible. Construyendo una relación que me haga sentir orgullos@ de compartirla con mi grupo, con mi tribu.

Las relaciones “cómodas” te dan seguridad. Pero es hora de sentirte orgullos@ de quien está a tu lado, y de entender que la relación que está en tu mente si es posible

CAPRICORNIO

Comprendo que: mi energía debe ir hacia lo que me motiva (y hacia quien me motiva). Que es posible hacer todos los días lo que me gusta.

Debo soltar el patrón: de no confiar en mis ideas y mi visión. De prestar tanta atención a lo que se dice a mi alrededor. De creer tanto más en las ideas de los otros.

Debo sanar en mi: la tendencia a minimizar el valor y la importancia del mundo emocional. Las emociones pueden ser abstractas, pero no por eso son menos válidas que lo material o que lo racional.

El equilibrio lo consigo: entendiendo que el poder de construir lo que deseo está en mis manos. Pero pasa por asumir responsabilidad. Asumir adultez.

Construir la relación que deseas empieza por creer en tu propia visión de la vida y de las relaciones

ACUARIO

Comprendo que: sólo hay una forma de hacer las cosas que me hará feliz. MI FORMA.

Debo soltar el patrón: de no confiar. De no entregar para no depender. Porque no dar, pasa por no saber recibir. Pasa por no querer asumir el compromiso que se genera cuando recibo.

Debo sanar en mi: la forma en que me comunico. Con los demás y conmigo mismo. Y las ideas que permito que entren y modifiquen mi visión. Y las que no dejo salir, por pensar que no son buenas (lo que no comunico).

El equilibrio lo consigo: creyendo en mis ideas. Creyendo en mi visión.

Asumir un compromiso con el otro no será una carga cuando ocurra desde ese lugar donde eres genuinamente tú

PISCIS

Comprendo que: qué es lo que significa hogar para mi.

Debo soltar el patrón: de no asumir el control sobre lo que ocurre en mi vida, de no poner los límites que marcan mi territorio. De entregar mi energía, de diluirme en el otro.

Debo sanar en mi: mi valor propio. Y desde ahí, lo que exijo (o mejor dicho NO exijo) a los demás, y lo que siento que “debo” entregar.

El equilibrio lo consigo: aprendiendo a recibir. Entendiendo que un compromiso nace cuando ambas partes entregan. No sólo una.

Lo que no recibes del otro, es resultado de lo que no te das tú

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s