Horóscopo 28 septiembre 2020: Cerrando heridas

Ésta semana tenemos 2 eventos importantes: La luna llena en Aries y la entrada de Mercurio en Escorpio, y su encuentro con Juno.

Es sin duda una semana de emociones fuertes, especialmente esas que nos hablan de cierres emocionales.

Como siempre, hablo mas de ésto en el Newsletter Sumergiéndonos junto a @MuyPezz, el cual puedes empezar a recibir los lunes suscribiéndote aquí.

ARIES

Cierra la herida de pensar que no puedes hacer algo. Solo asumiendo que si puedes, construirás relaciones sin dependencia.

Sin duda han sido meses complejos para ti, ya que hay mucha energía en tu signo, y todavía quedan unas idas y venidas.

Ésta luna llena te permite cerrar una herida relacionada a sentir que hay algo que no puedes hacer. Dudas sobre tu capacidad y tu individualidad. Incluso sobre quién eres hoy. Revisa dónde están realmente los límites ¿están allá afuera?.

Revisa la forma en que te entregas: al otro. Las dependencias que estás generando, recuerda que eres el signo del “yo soy” y tu aprendizaje pasa por saber mantener tu individualidad en las relaciones y situaciones de tu vida.

TAURO

Cierra la herida de sentir que “debes” algo. Cuando lo hagas, podrás conectarte desde el EQUILIBRIO.

No eres de hacer las cosas diferente. Prefieres mantener una forma de hacer las cosas, incluso cuando ésta deja de motivarte o de sentirse bien.

Y eso ahorita es un problema, porque estás sintiendo más y mas la presión de tener que dejar algo atrás. Porque ya no está funcionando, y porque una deuda que estás pagando te das cuenta que ya tiene que llegar a su fin. No es una deuda eterna. Permítete seguir tu instinto y dejar fluir algo fuera de tu vida.

Revisa la forma en que te entregas: en tus relaciones. Si no hay equilibrio no es sostenible, debes estar con personas con las que generes sinergia, no puede haber mayor esfuerzo de tu parte. Y no hablo sólo de relaciones de pareja, hablo de alianzas, asociaciones y personas con las que compartes.

GÉMINIS

Cierra la herida que te hace preocuparte por la opinión de los demás. Ahí sabrás cuando dar, y cuando no.

Siento que te he hablado demasiado sobre este tema, sobre las opiniones que dejas entrar en tu vida, y que permites que te afecten.

Pero es que esa zona de tu carta sencillamente no se queda quieta. Y ésta luna llena te permite entender dónde estabas aún revisando por encima de tu hombro para ver cómo te estaban viendo, qué decían, qué opinaban.

Permite que esa visualización, acabe con ese juego y esa necesidad de validación de personas que no importan, de personas que no te aportan. Aduéñate de tu vida.

Revisa la forma en que te entregas: a lo que haces por los demás. Toca poner límites y las relaciones que no sobrevivan a estos límites, son justo las que te estaban haciendo daño. Las que te quitaban energía que necesitas para ti. Revisa tu rutina, no es normal desgastarse a diario. No es normal enfermarse.

CÁNCER

Cierra la herida que te hace pensar que no tienes lo que hace falta para hacerte cargo de tu vida. Confía en eso que te hace vibrar.

Eres tú quien tiene que estar tomando las decisiones en tu vida. No los demás. Suelta la creencia de que tus decisiones no son buenas.

Lo que no está ocurriendo como quieres es tu propia responsabilidad, deja de buscar factores externos o razones cómodas para no asumir esto. Con ésta luna llena tienes una oportunidad de soltar la posición pasiva ante algo. Queda de ti saltar a aprovecharla, o quedarte en el río, dejándote llevar por la corriente.

Revisa la forma en que te entregas: a los riesgos. No se soluciona la vida siempre apostando todo. Los riesgos también deben ser calculados, sin continuidad y madurez sobre los proyectos en los que pones tu “dinero” y energía, no vas a construir nada nunca.

LEO

Cierra la herida de no creer en tu visión, de pensar que no tienes lo necesario para construir.

Nadie puede tener la visión de lo que sabes hacer y de hacia dónde quieres llegar mejor y mas clara que tu mism@.

La luna llena en Aries te da una opotunidad de terminar de entender hacia dónde quieres ir, cuál es el camino por tomar y que ese camino pasa por saber seguir tu propia visión, no una visión ajena de lo que deberías estar haciendo.

No te restes poder, no te quites mérito. No te asustes, y si te da miedo, hazlo con miedo. Pero si te quedas en lo conocido no habrá crecimiento. ¿Dónde te ves en unos años? Si piensas en chiquito, lo que ocurra afuera también será chiquito.

Revisa la forma en que te entregas: a lo cómodo. Al hogar, a la familia, a quedarte en lo que se siente bien porque es conocido. El lugar conocido es para recuperarse, pero no para quedarse ahí. Es donde la historia comienza, no donde se desarrolla. Cuidado con los “malos conocidos“.

VIRGO

Cierra la herida del miedo a que se acabe. No necesitas al otro.

Ya la deuda está saldada, y toca cerrar. Soltar finalmente ese miedo a no poder hacer algo sol@.

Si puedes, si tienes lo que hace falta. ¿Por qué insistes en que necesitas al otro? ¿por qué sigues colocándote por debajo? Basta de pensar que no estás a la “altura” de las cisrcunstancias o que no mereces algo. Porque es esa forma de pensar la que te mantiene estancado en algo que está por debajo de tu capacidad, por debajo de lo que deseas. Suelta el miedo a ser tú.

Revisa la forma en que te entregas: a la opinión de los demás. La forma en que te comparas. Avanzar es hacia adelante, si sigues distrayéndote mirando hacia los lados, nunca llegarás. Cada camino es particular, y así como está bien escuchar para aprender, no está bien escuchar para sentirnos mal sobre nosotros mismos. Suelta el mazo del juez.

LIBRA

Cierra la herida que te lleva a tener relaciones donde tú pones mas esfuerzo. Mereces lo que das.

Vengo hablandote de confianza y de equilibrio… y lo seguiré haciendo. Porque la luna llena, que es finales, ocurre en tu signo opuesto, en la zona de tus relaciones.

Es entonces algo que debe cambiar sobre cómo te relacionas, es soltar la herida de no-merecimiento, la sensación de que lo que tienes por dar, no será apreciado por el otro, no será suficiente.

Y esa creencia de no merecer, te coloca en situaciones de ser quien pone todo el esfuerzo para que algo funcione. Y en ese proceso, te olvidas de ti. Quién te va a ver y quién te va a apreciar, si ni siquiera tú lo haces.

Revisa la forma en que te entregas: al “yo puedo con todo”. No está mal pedir, no está mal trabajar en equipo, no está mal decir que hay algo que no puedes o incluso que no quieres hacer. El equilibrio es dar y recibir, es que ambos lados tengan las mismas cargas y los mismos beneficios.

ESCORPIO

Cierra la herida que te hace decir siempre que sí. Con quien tienes que “quedar bien” es contigo.

Debes ver con verdadera claridad cómo está el balance de lo que estas entregando a los demás, versus lo que estás dejando para ti. Porque no puedes hacer todo.

Mas allá de organizarte, hay cosas que sencillamente debes dejar de hacer. Tu también te necesitas, y necesitas de tus espacios para cargarte, sino dejarás de disfrutar el proceso. Saca cuentas, no solo del dinero sino de las horas del día. Y deja de presionarte con complacer las necesidades de todos. Porque entonces ¿dónde quedan las tuyas?.

Revisa la forma en que te entregas: a ti. Mercurio entra en tu signo y te toca revisar lo que te estás dando y lo que no. Cómo está tu compromiso contigo, con quién eres. Cómo te estas tratando. Qué estás tratando de probarte. Baja la presión, cuídate.

SAGITARIO

Cierra la herida que te hace dudar de lo lejos que te puede llevar tu propia creatividad, de no creer en tu talento.

¿Por qué sigues buscándole la perfección a tu proyecto o a tus ideas?. Es suficiente, y está listo.

Lo que te queda por aprender surgirá de poner las cosas en marcha. Se irá dando en el proceso. Confía en tu visión, en tu creación, en tu manera de ver el mundo y de hacer las cosas. Confía en tu brillo, y en tu capacidad de saber cuando vale la pena arriegarse. Sí sabes lo que estás haciendo, suelta la duda.

Revisa la forma en que te entregas: o dejas de entregarte, a lo que sabes, no desde un ángulo racional. Mercurio activa tu instinto, y debes usarlo para saber . Y lo sabes. Ve por ello, y suelta el peso innecesario, empezando por los miedos y las “deudas” emocionales.

CAPRICORNIO

Suelta la necesidad de aprobación y cierra la herida emocional que no te permite SENTIRTE bien.

Tengo tiempo hablandote de hacer las pases con tu origen, de trabajar temas emocionales, y con esta luna llena esa tarea pendiente no se puede retrasar mas.

Debes resolver las cosas en casa. Y no es solo la casa donde vives o de donde vienes. Es también poner a tono tus emociones, cómo te estas SINTIENDO. No hay forma de crecer si no es sobre bases sólidas. Abre la puerta hacia la emoción incómoda necesaria que debes atravesar para volver a la luz. Volver a sentirte bien es importante.

Revisa la forma en que te entregas: al “qué dirán”. Cuánto de tu energía depositas en cómo se ven las cosas, a lo que opinan, a lo que crees que “deberías” estar haciendo, a la necesidad de aprobación de cierto grupo.

ACUARIO

Cierra la herida que te hace compararte. El verdadero control está en atreverte a cambiar de opinión.

Vivir tanto en tu cabeza, y tener la habilidad de entender las cosas, puede (como todo) ser a veces una bendición y otras una maldición.

Estabas fij@ en una idea, en un punto de vista, y ésta luna llena te ayuda a entender que no estabas viendo el panorama completo. Y que incluso estabas en el ángulo de visión equivocado.

Cambiar de visión no es perder, no es que fallaste. De la misma forma que abrirte a asociarte con alguien, no es perder el control. Es mas bien agrandar a visión. No es sólo hablar, es también escuchar.

Revisa la forma en que te entregas: a lo que quieres que perciban de ti. Suelta la necesidad de siempre impresionar y de siempre verte en control de todo. Está bien no saber, está bien apoyarte en los demás y pedir ayuda. Está bien no ser siempre el/la que soluciona.

PISCIS

Cierra la herida de no creerte suficiente, y por ende de conformarte con menos de lo que mereces. De pensar que no puedes elevarte.

Los acuerdos y relaciones que no has costruido desde el merecimiento, no pueden continuar. No hay ya espacio para eso.

No puedes seguir soprediéndote por lo que recibes y por lo que logras, ya que esto ocurre porque no estás reconociendo lo que eres. Es momento de soltar una vieja herida de merecimiento, y de entender que lo bueno que te pasa, lo mereces, e incluso lo puedes elevar.

Deja de disminuirte.

Revisa la forma en que te entregas: o en tu caso, dejas de entregarle, a tu propia visión. Pero atención: no es que te vas a mover para huir. Te vas a mover para avanzar, en el momento que entiendas lo que puedes avanzar. Que puedes hacer mucho mas de lo que tu mism@ creías.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s