Horóscopo 5 de octubre 2020: Construye lo que quieres ver en tu vida

Júpiter, Saturno y Plutón se ponen directos en Capricornio, y los primeros dos (que van más rápido), reanudan su viaje hacia Acuario, donde entrarán en diciembre.

En Capricornio nos hicieron revisar y hasta destruir muchas estructuras tradicionales, especialmente estructuras MENTALES.

Pero ahora que el espacio quedo vacío, nos toca construir algo nuevo, con esa nueva visión.

De esto, como siempre, hablo mas en el Newsletter Sumergiéndonos, al que puedes suscribirte aquí.

Veamos qué trae esta energía por signo, recuerda leer tu sol y tu ascendente.

ARIES

Tu vida se tiene que parecer solamente a ti. Eres tú quién pone las reglas del juego

Para ti el “llamado” de Capricornio se centra en asumir control de tu vida. Eres sin duda uno de los protagonistas de todo este movimiento, ya que Marte, tu regente, está muy activo en tu signo.

No te lo puedo decir suficiente: te toca hacerte cargo. Y parte de hacerse cargo en tu caso, pasa por aprender a ser CONSTANTE, a mantener el esfuerzo en CONSTRUIR.

No lograrás nada si te sigues moviendo sin foco.

La nueva estructura se debe parecer: a una nueva forma de valorarte. A entender que eres buen@ en algo que no sabías que lo eras. Y a atreverte a construir tu independencia desde ahí.

TAURO

Suelta las metas de otros, y empieza a perseguir las tuyas.

Se han caído para ti héroes, maestros, ídolos e incluso (o sobre todo) una visión que tenías, de adónde querías llegar.

A veces cuando nos acercamos a lo que deseamos, nos damos cuenta que no era lo que pensábamos que era. Y no está mal cambiar el plan, reajustar la dirección. Pero lo importante (y con esto siempre me pondré fastidiosa contigo) es que lo HAGAS.

No es ver ese horizonte desde lejos, es acercarte a él, acercarte a tu expansión. Y no lo puedes hacer sostiendo viejas situaciones. Para “agarrar” esto, necesitas ambas manos.

La nueva estructura se debe parecer: a ti. A mas nadie. A tu visión y a la confianza que tienes en tu forma de ver las cosas. Si, sé que incluso puedes estar dudando de quién eres ahora, después de tanto cambio. Y eso es lo que toca contruir: Quién eres AHORA.

GÉMINIS

Mereces el mismo nivel de compromiso y entrega que das al otro.

Hay muchos tipos de dependencias. Muchas cosas que nos restan libertad. Unas son mas tangibles, otras mas emocionales.

La que tú estás trabajando es la segunda. La independencia emocional a veces llega de entender la otra cara: la DEPENDENCIA.

Quiero que te atrevas a mirar adentro y entender la raíz de éste apego. Porque no está en el otro, está en ti, eres tú quien cree necesitar, eres tú quien entrega más de lo que debería. Eres tú quien depende.

Lo bonito de ver eso, es que podrás pasar al otro lado, y tener entonces relaciones y acuerdos muy cercanos, muy íntimos, pero también muy independientes, también libres, donde no pierdas tu identidad.

Suelta lo que ya no es para ti. Ahí encontrarás lo que mereces.

La nueva estructura se debe parecer: a saber dejar ir, lo que se tiene que ir, en el momento que se tiene que ir. A no prolongar las cosas más allá de lo que deberías. A confiar en ti, y no sólo en lo que piensas, sino en lo que sientes.

CÁNCER

Confiar en ti y en lo que tienes por dar es lo que te va a permitir construir el balance en tus relaciones.

De alguna forma sigues entregando tu poder al otro. O a los otros. Y si sigues haciendo eso, tu vida se seguirá pareciendo a lo que los otros hagan de ella.

Pero la solución a esto no es alejarte de todos y quedarte sol@. Porque ahí no hay reto. El trabajo está en saber mantenerte fiel a TÍ, así estés al lado de alguien. Porque justamente el foco es cómo estás construyendo esas relaciones y que no lo estás haciendo de forma balanceada.

Y el desbalance está en lo que entregas versus lo que recibes. Está en que construyes tus relaciones desde la deuda, y no desde el merecimiento. Y esto sólo puedes solucionarlo trabajando en creer más en ti, y en que tienes lo que hace falta para atraer y para crear cosas buenas en tu vida.

La nueva estructura se debe parecer: a buscar los espacios y las relaciones (de todo tipo) en las que puedas ser tú. En las que te sientas apreciad@, no por lo que haces por los demás, sino por quién eres. Si tienes que pensarlo mucho, o sentir que estás buscando cumplir expectativas, ahí no es.

LEO

Asume control del proceso, de cada detalle que lo conforma. Es la única forma en que te diferenciarás del resto.

Te toca elegir, te toca filtrar tu esfuerzo y enfocarlo en una sola dirección. En este momento para ti debes recordar la frase del que “mucho abarca, poco aprieta”.

Pero la antesala a este foco, es creer en tu visión. Es creer en lo que ves más allá. Sin confianza no llegarás, porque te toca creértelo para así mantener el esfuerzo.

Y eso es lo más importante de todo esto: mantener el esfuerzo. No puedes seguir haciendo las cosas de la misma manera y esperar resultados diferentes. Debes poner todos los días un esfuerzo adicional en hacer algo que se salga de eso mismo que todos los demás están haciendo. Eres el signo del Sol, no espero menos de ti.

La nueva estructura se debe parecer: a ti, asumiendo control y adultez sobre tu vida, sobre tu camino. A ti, tomando decisiones y liderando, desde tu visión. Construyendo más a tu manera y lejos de la comodidad de lo conocido.

VIRGO

Lo que haces y con quién estás, pueden ser extraordinarios. Deja de conformarte.

No sé muy bien que tiene que ocurrir para que creas en tu visión, para que creas lo buen@ que puedes ser. Porque estoy segura de que si ves hacia afuera, TODOS a tu alrededor lo reconocen. Todos menos tú.

Y lo malo de ésto, es que llegas a acuerdos que están por debajo de tu capacidad. Que de alguna forma terminas entregando poder, buscando validación, dudando sobre lo que tienes por aportar al otro. Respondes al miedo. Y te conformas.

Construye un camino, una visión, una vida, desde lo que TÚ quieres, y entiende que ser tú es mas que suficiente para alcanzarlo. Entiende tu brillo, y aléjate de quien no lo reconozca.

La nueva estructura se debe parecer: a más de lo que tu mism@ te crees capaz. Sea personal o sea laboral, entiende que mereces más, que estás list@, deja de conformarte con lo que está “bien”, sal lo más que puedas, una y otra vez, de tu zona de confort. Si puedes con eso.

LIBRA

Fuiste tú quien firmó ese contrato. Y eres también tú quién debe replantear lo que no está funcionando. Busca verdadero equilibrio.

¿Cómo quieres que sea tu hogar?

No debería ser una pregunta difícil de responder. Y te aviso que lo que no estás recibiendo en éste momento en tu hogar, y en tu mundo emocional, te toca construirlo, exigirlo, darlo, o todas las anteriores.

Todos necesitamos ese lugar de descanso y de recargarnos. Esa forma de cuidarnos, de ser cuidados. Ese lugar donde bajas la guardia, y te sientes seguro. Si te está costando encontrar ese lugar, entonces tenemos un problema. Hay algo que falta en tu vida.

Y me temo que éste tema tiene mucho que ver con compromisos que has aceptado, y que te está costando transformar. Pero toca.

La nueva estructura se debe parecer: a eso que llamamos “esfuerzo compartido”. A compromisos en los que ambas partes estén en igualdad de condiciones. A un equilibrio REAL, no sólo aparente. Exige.

ESCORPIO

Tu visión cambió por completo, y ahora entiendes que tienes un nuevo rol en tus relaciones. Asúmelo, sin miedo.

No es momento de hacer lo que los demás esperan. De hecho ni siquiera es momento de hacer lo que tú esperabas estar haciendo en éste momento de tu vida.

Pero debes dejar de mirar a los lados. Debes dejar de buscar adivinar lo que se piensa, espera de ti. Porque la construcción tuya se centra en una nueva forma de pensar, y en cómo esa nueva forma de pensar afecta tus relaciones y tu día a día.

Tu cambio no ha sido drástico, ha sido paulatino. Y aunque tu estás acostumbrado al cambio, sueles hacerlo de forma más extrema. Ésta vez tocó así, y te das cuenta que no sólo tu forma de pensar, sino tu forma de percibir tu contexto, tu forma de comunicarte, de entender incluso tu rol en tus relaciones cercanas, ha cambiado lenta pero, sin duda, drásticamente.

Ver ésto, te permite adueñarte más del proceso, y seguirte mostrando, seguir construyendo, de una nueva forma.

La nueva estructura se debe parecer: a soltar la manía de no confiar. De querer hacer todo tú, solo para demostrar que puedes y “por si acaso” al otro se le ocurre irse. No es que no se vaya a ir, es que ya sabes que puedes con eso. Y saber eso, te libera.

SAGITARIO

Construir esa nueva vida sólo es posible cuando entiendes qué es lo mejor que tienes por dar. A los demás y a ti mism@.

Si alguien ha sufrido una crisis de identidad, eres tú.

Pero no tanto en el sentido de “quién eres”, más en el sentido de eso que tienes por dar. Y eso que los demás (y tú) consideran valioso en ti. Ser bueno en algo, presentarte de una forma al mundo, incluso lo que disfrutas y lo que consideras que haces bien. Ha cambiado.

Y es por eso que lo que quieres hacer hoy, es tan distinto a lo que querías hacer antes. Tal vez los demás no lo entiendan, pero ¿realmente tienen que hacerlo?.

No es momento de perder tiempo en explicaciones. Es momento de seguir construyendo tu visión, y entendiendo qué mas puedes dar al mundo, a ti mismo, seguir construyendo TUS reglas. Al final, es TÚ juego y tú tablero ¿no?

La nueva estructura se debe parecer: a hacer con tus horas, cosas que te motiven. Que te gusten, que sepas que estás dejando lo mejor de tí ahí, no por tiempo dedicado ni por esfuerzo, sino por tratarse de tu talento. No desperdiciar horas, energía, conversaciones, en lo que hoy no se parece a ti.

CAPRICORNIO

Renacer no es fácil. Asegúrate que lo estés haciendo bajo tus propios términos.

Yo sé que han sido tiempos difíciles y de mucha transformación. Y puede que en ocasiones te sientas insegur@ de ti, como que has perdido ciertas certezas que sentías que te sostenían.

La buena noticia es que a final de año, la presión en tu signo se calma (si, ¡finalmente!). No digo que el trabajo se termina, porque siempre estamos en crecimiendo, pero sí sentirás menos presión, menos rigidez.

Y lo importante es que aprendas a construir-te saliéndote un poco de las líneas, de las reglas, de la rigidez que traías. Que te ocupes también de las “partes blandas” de la vida, las emociones, las relaciones incluso cuando “no convienen”, las incomodidades. Todo eso también requiere y merece trabajo.

La nueva estructura se debe parecer: más a eso que cuando estás haciendo, no te das cuenta que pasa el tiempo. Porque es lo que te apasiona, lo que te hace vibrar más alto e incluso lo que de alguna forma te define. Tu vida se debe parecer más a esos momentos.

ACUARIO

Olvídate de control. Olvídate de lógica. Te toca sentir, y desde ahí, tomar las decisiones de lo que se queda y lo que se va.

No sé como decirte ya, que no estás en control. Por mucho que insistas y por muy astut@ que seas. Sencillamente tienes el foco en controlar lo que no es.

El trabajo es siempre interno, es siempre con uno mismo. No con los demás y mucho menos con las situaciones (¿acaso no nos ha quedado suficientemente claro en este 2020 que NO estamos en control?).

Y la traba para avanzar, está en tu mente, porque de alguna forma tienes que aprender a armonizar la razón, con la emoción. Con el instinto, con eso que no tiene forma pero que está ahí, de alguna forma ayudándonos. Y adivina qué: te toca construir sobre eso.

La nueva estructura se debe parecer: a lo que se siente bien. A lo intangible, inexacto y desordenado de las emociones. Lo que te está faltando para crear, vibrar, construir, no está en el mundo de la lógica ni de la data. Está puertas adentro, sea de tu hogar, o sea de ti mism@.

PISCIS

Tu mensaje debe ser cómodo para tí, no para los demás.

Lo mas importante de las relaciones que tenemos, es que deben hacernos sentir bien, sentir mejor que cuando estamos solos.

Y esto aplica para todas las relaciones. Es una simple regla por aplicar: quién me hace sentir bien, se queda. Quién no, se va. Claro que la cosa se complica cuando la relación conmigo, tal vez no está tan buena. Cuando no estoy muy claro de lo que me gusta, de lo que valoro o de lo que valgo. De lo que soy.

Ahí se complica, porque mi relación conmigo es la que define todas mis relaciones en la vida. Entonces si hay algo “afuera” que parece no funcionar, eso es sólo un reflejo de lo que no está funcionando adentro.

De cómo te tratas tu a tí, de lo que sabes (o no) que mereces. Nadie va a saber darte lo que tú mism@ no te das.

La nueva estructura se debe parecer: a tener la apertura de decir lo que necesites decir, a quién necesites decírselo, en el momento que desees. Tener la apertura de ser tú. Revisa cómo estás intercambiando ideas y mensajes. Deja de contenerte, entiende que tu voz es importante. Hazte escuchar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s